domingo, 26 de febrero de 2017

Una pequeña cápsula de la depresión

Deprimir para mostrar esperanza

“Psiconautas: Los niños olvidados” es la última película dirigida por Alberto Vázquez y Pedro Rivero, basada en la novela “Psiconautas”. La historia trata sobre un pájaro drogadicto llamado Birdboy y una ratoncita llamada Dinky que quieren escapar de una isla que está en la mierda, después de que toda la generación anterior de padres falleciera en un accidente industrial.


Es una pequeña cápsula de la depresión. Lo puedes leer en 20 minutillos perfectamente y te va a meter en un estado de ánimo que a veces necesitamos. Pero no lo recomiendo en un buen día porque te puede poner muy deprimido. Un elemento interesante es que esta novela es muy interpretativa, puedes utilizar múltiples referencias.

Aunque el tema de la droga es englobante, creo que se le puede aplicar diferentes experiencias. Por ejemplo, cuando leí esta novela por primera vez, yo no sabía que se basaba en la crisis de los ochenta en España.

Es una adaptación a largometraje que ha estado al menos en cinco o seis años de desarrollo. Solo han podido lograr presupuesto porque hicieron la adaptación a cortometraje “Birdboy” y ganaron el Goya, del cual dejaré el enlace en la descripción.


Un cine que merece analizar

A la hora de contar historias, establecer a priori es un elemento que me gusta mucho. Porque es muy fácil decir “fue magia” o meterlo y que te haga clic de repente y decir “ya lo establecemos aquí y lo metemos a la vez”. Creo que se debe ver más de una vez para entenderla bien. Hay un montón de cosas consistentes y elementos sutiles que hacen realmente apreciar la obra. Porque en otra película dirías “es magia”, pero aquí sin embargo te lo establecen y se toman un tiempo. Cuando esta película salga en DVD, haré la crítica de verdad, escena por escena y a profundidad.

Recomiendo que, por contexto, si no podéis adquirir la novela, veáis el cortometraje “Birdboy”. No es necesario de ver para comprenderlo, pero te adapta al tono y es también una buena interpretación de la novela. “Ambas son interpretaciones”, elabora Miss Blueberry, “y está de puta madre”.


Beneficia ver antes “Decorado” también, porque hay como unos pequeños enlaces o huevos de pascua. Aún tengo pendiente por leer “El Evangelio de Judas” y otras obras de Alberto Vázquez, pero lo recomendaría. Ya sea para leer una vez o para tenerlo en tu estante y, cuando lo necesites porque estás en un momento triste, verlo y deprimirte más y ver que hay esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario