martes, 29 de noviembre de 2016

El mercenario de la animación

Pedro Rivero trabaja en proyectos personales tras veinte años viviendo de encargos

Pedro Rivero realizó una conferencia sobre su trayectoria hasta el largometraje animado Psiconautas. Es el resultado de un largo y laborioso periodo de trabajar en proyectos ajenos y La Crisis Carnívora. La pregunta que el director se planteó fue por qué no producir sus propias ideas, ya que había participado en todos los procesos de la producción audiovisual.

Los galardones del director incluyen premios Goya a mejor película animada por Goomer (1999) y cortometraje de animación por Birdboy (2010). El guión es un proceso que ha enseñado y trabajado en cine vasco desde 1989. Inspirado por cineastas clásicos, dedicó veinte años a guión; una adaptación animada sobre San Ignacio de Loyola y dibujos para TV. La década de los noventa se resume a la época de “mercenario” en la que trabajaba para otras compañías.

El proyecto que arruinó a Rivero fue La Crisis Carnívora, una película difícil de vender por ser animada y para adultos. Al dudar de lo que estaba haciendo, sufrió un estreno desastroso seguido de críticas destructivas en internet. Solo hay un pequeño grupo de fans que hicieron un culto de la película a pesar de fracasar en su intento de desarrollar una fábula política.

“No podía mirar a mi hijo a los ojos”, explica el director, “si era mercenario de trabajos ajenos”. Al guionista le gusta vivir, no trabajar demasiado, beber y desarrollar sus proyectos. Por lo que la animación Flash fue el último recurso para gastar todo el presupuesto en completar el film con Enrique San Francisco y Nikodemo para dar un toque macarra. El guión se rehízo para ser obsceno e irreverente, hasta el punto de decir “hijo de puta” 70 veces en 50 minutos.


De la depresión a Birdboy

Pedro Rivero sufrió depresión tras ocho años trabajando en La Crisis Carnívora “jodiéndola”. Tras una visita a la tienda de cómics, descubrió Psiconautas y los trabajos de Alberto Vázquez, que tenían potencial de convertirse en películas de animación para cines. Para no repetir los errores de La Crisis Carnívora, se puso en contacto con el autor antes de conocerlo en persona.

Un “psiconauta” es un viajero de la mente, “como todos los días en el bar”, ejemplifica Rivero. Psiconautas es una obra de estructura “glotona” porque está protagonizada por un pájaro drogadicto y su amiga. Optaron por el cortometraje Birdboy en vez del largo porque sería una narración independiente y completa para recuperar el dinero perdido en el trabajo previo. Alberto y Pedro acordaron el corto porque servía de precuela en caso de realizarse el largometraje.

Birdboy fue enviado a cientos de concursos y ganó más de cuarenta premios y suficiente notoriedad para realizar el largo. Por lo que el proceso de la película cubrió nueve años partiendo de la idea y no quieren trabajar en nada más que les coarte la libertad porque “el dinero lo es todo”, explica Rivero. Según el realizador, la animación es “un medio para los valientes” porque los directores de ficción pueden completar su trabajo “en cuatro días”. Asimismo, critica el uso de flashbacks si no existe progresión emocional.


“Elefantes en el bosque”

El cortometraje Birdboy tiene personajes aceptando un mundo de mentiras, experiencias que podría pasar a cualquiera. La paleta de color refleja el mundo antes y después de la explosión, el cambio de niños a adolescentes. El corto representa a los personajes en su cotidianidad, “me divorcié porque no se hacía así en mi casa”, bromea Pedro Rivero.

La explosión es un elemento desencadenante que convierte al saludable Birdboy, “como yo antes de La Crisis Carnívora”, en alguien que debe enterrar pájaros. Utiliza metáforas visuales como hojas que al caer se vuelven aves y peces para transmitir que todo ha fallecido, evitando ser demasiado metafórico o “meter elefantes en el bosque”.

Utiliza imágenes descriptivas en vez de palabras porque “las acciones no usan todo el espectro visual”. Los contrastes incluyen subtitular a los pájaros en vez de hacerles hablar para mantener el mundo de Birdboy en silencio. El primer plano de la máscara transmite su cambio de emociones para evitar un tipo de narración paradigmática mediante una paleta roja.

Birdboy es el protagonista de una leyenda negra con toques de comedia oscura “con chutes y polis hijos de puta”. El tema bajo la historia se revela en el clímax cuando “algo se ilumina” entre Dinky y los pájaros vuelven a cantar. Birdboy es un personaje que “solo se daba caña” en la novela, por lo que expandieron su historia en el largometraje en vez de contarla de nuevo.


La expansión a largometraje

Psiconautas fue pensada como largometraje en 2010 por el éxito de Birdboy, pero comenzó a desarrollarse en 1013. Pedro Rivero define el cine como una experiencia continua que no da tiempo a asimilar emociones. Alberto Vázquez no quería repetir la misma historia, así que tomaron inspiración de Francis Ford Coppola y su película de transmisión cultural tras la muerte. De hecho, el corto de Birdboy termina con Dinky abrazándole por sugerencia de un animador.

Para “no disparar al aire”, decidieron que el argumento principal fuese el grupo de Dinky escapando de la isla y la posibilidad de que Birdboy se les uniera. La novela solo daría para cincuenta minutos de adaptación animada, por lo que el viaje evolucionó de un camino donde fumaban a una zona peligrosa.

Incluyeron al padre de Birdboy entre otros flashbacks que según Rivero no aportaban demasiado. Su “experiencia psiconáutica” se construye mediante paradigmas que establecen y desarrollan elementos antes de visitarlos. Por eso, los primeros veinte minutos introducen muchos personajes sin llegar a obstruir a relación entre los dos protagonistas. Toda la historia del trasfondo se trasladó al principio para que la historia se pudiera resumir a un día.


Alberto Vázquez trabajaba en el storyboard mientras Rivero se encargaba de la animática o primer visionado. Sus expansiones incluyen mencionar los lugares legendarios antes de habitarlos y el relieve emocional de Reloggio, el cual fue la sustitución de muchos flashbacks expositivos. Estas modificaciones culminan con que la escena introductoria de Birdboy sea la pesadilla del clímax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario