domingo, 30 de octubre de 2016

Demasiados personajes para introducirse en una sola escena

Muy poca caracterización para hacerlos interesantes

La entrega número 41 de Bad Animations presenta una nueva serie de sprites llamada “A New Day”, creada por Destrayter. Es un comienzo decente para un nuevo animador que me ha motivado lo suficiente como para grabar mi tipo de contenido que menos me gusta, a pesar de que suela ser el más compartido.

A veces recibo sugerencias para analizar contenido interesante que no ofrece suficiente material para un guión, otras soy yo quien lo encuentra. Esa ha sido mi rutina durante cinco años en los que mi criterio ha cambiado bastante porque ya no se espera lo mismo de una webserie que hace seis años. Es el único de mis programas que podéis encontrar completo en Dailymotion.

La animación por sprites se ha vuelto mucho más interesante que fanfiction de anime y videojuegos. Se puede notar el intento de Anew Day por diseñar unos sprites aunque se limiten un poco a recolores. Está a medio camino de ser algo bien diseñado, seguro que a los cinco episodios le da por hacer un remake.

Claramente inspirado por FlashEstudio, Anew Day es un comienzo decente para un animador y un buen intento de innovar en el panorama spritero. Pero se queda a medio camino por los problemas típicos que van desde referencias gratuitas a canciones reconocibles en vez de contenido menos manoseado. Es un experimento confuso pero interesante que procura limitar las referencias videojugabilísticas a gags visuales, pero no puede evitar los cameos rancios.


Reparto rebuscado y por desarrollar

El piloto ha establecido muy poco y no explica nada de los protagonistas fuera de su característica principal. Disponemos de un argumento tan simple como comprar leche y el ataque de un monstruo salido de la nada. Los personajes incluyen al batlante protagonista, su mejor amiga, el negro, Zurfura la fantasma (el más interesante y creativo), Rakzol, el odiado, la chica tímida, la novia de alguien, uno sin poderes (que no se explican) y una Ashe subdesarrollada.

El lenguaje es modernillo sin caer en humor basado en memes, pero no se explota como para poder sacarle sustancia o personalidades. Demasiados personajes para introducirse en una sola escena y muy poca caracterización para hacerlos interesantes. Demasiado meta para ser gracioso y demasiado pronto para su humor auto-referencial, ni siquiera sabemos la fórmula. La mezcla de estilos podría ser una gran fuente de comedia y la realización de lo que Pikeyo intentó hacer en su día, que aún no se ha explotado en sprites.

El concepto está tan perdido que en el peor de los casos podría ser una versión mejor de John Show o los nuevos episodios de Pesadillas del Infierno. Otro defecto es que evita incluir directamente personajes de videojuegos, pero los logra colar como cosas que ven los personajes. Es como un punto medio entre parodiar y tomárselo en serio. Ni siquiera sería necesario modificar los sprites si el sentido de sátira espritera estuviese más presente.


La esperanza de que mejorará

Por el lado positivo, es un buen uso de expías y podría considerarse el equivalente espritero de One Punch Man de desarrollarse bien. Al menos, podemos decir que es la mayor promesa de 2016 en el mundillo y ha logrado romper la barrera de los diez minutos en el primer episodio.

Espero que se consiga suficiente fanart para el segundo episodio que mejore el apartado visual y ayude a la experimentación. Incluso el estilo de las cartas de presentación mejorarían lo vagos que lucen los no fantasmas. Una revisión humorística del guión a lo Leslie Nielsen o Digimon Resumido podría pulir el estilo, así como no descuidar la consistencia de las interfaces.


Para finalizar, voy a recopilar las frases más graciosas del Bad Animations que se mostrarán en el primer “Best of BA” antes de que Zurfura debute en el Revengeverso: Hay gente que dice “molaba más BA cuando se oía mal”. Vale, ya la música de Naruto me está dando un poco de cangrenita. Y aquí me está dando un poco de epilepsia. Pokemon, ¿Pokemon? Pido permiso para utilizar covers y aunque no me lo den, la uso porque no me conocen, así que no me pueden demandar. Como las máscaras que venden en los chinos del Pato Donald. Estoy muy involucrado en el unicornio y la leche. La de Naruto otra vez: TSUN. ¿Y esta cinematografía qué cojones? Baja un poco la cámara. Ahí hay un fantasma, un Mecoboy o no sé qué es. Zurfura4Lawl, Ghost Waifu. Es como un intento muy Breadwinners para hacer humor moderno…

No hay comentarios:

Publicar un comentario